Gonzalo Cruzado, cofundador de CRUSOL, señala el sector fotovoltaico como «un motor de empleo y recuperación tras la crisis de la Covid»

El sol podría iluminar la recuperación económica en la fase postCovid. Sería el ‘enchufe’ sostenible de una sociedad cada vez más digitalizada y, por tanto, altamente dependiente de fuentes de energía. «Y generará muchos puestos de trabajo», según advierte Gonzalo Cruzado, cofundador de CRUSOL Proyectos e Instalaciones, S.L., ya que «queda todo por hacer». Si el grado de implantación de la energía fotovoltaica en España es aún inversamente proporcional a la cantidad de radiación solar, el empresario asegura que en la Región «hay un mercado inmenso». «En edificaciones residenciales hay muy poco, y a nivel empresarial, menos del 10%. Si la mayoría se decidiera por este tipo de suministro de energía, no dejaríamos de trabajar en 20 años», asegura.

Si no fuera por la epidemia, que ha congelado la mayoría de los planes de inversión, Cruzado cree que el mercado de la energía solar no ha tenido mejor momento que el actual. Por algo los dos ingenieros, Gonzalo Cruzado y Miguel Martínez Royo, amigos de la universidad, decidieron crear Crusol en septiembre de 2019, hace justo un año, en plena subida de la ola de las fotovoltaicas. «Es la primera vez en la historia que la situación es favorable a la energía solar, porque los paneles solares han bajado un 80% y ya es rentable tener sistemas de autoconsumo», señala el empresario.

Incluso al ciudadano más resistente al ecologismo le interesará saber que el autoconsumo no solo supone un ahorro para su vivienda o su empresa, sino que contribuye a abaratar el precio del mercado eléctrico al contraerse la demanda. La evolución de los sistemas de captación ya permite a una familia, empresa o comunidad producir energía, volcarla en la red y beneficiarse del sistema de compensación de excedentes.

RETARDO AL DESPEGUE DE LOS MEGAVATIOS SOLARES

«El sector iba en ascenso antes de la Covid», explica Cruzado. Incluso habían llevado a cabo un proyecto pionero de instalación solar en un edificio residencial de Cartagena, con un valor simbólico destacado para la empresa debido a la casi nula implantación de estas infraestructuras en las torres urbanas.

Sectores que habían activado su transformación energética, como la hostelería, el turismo y las pymes, frenaron sus planes con la epidemia. «Los restaurantes y hoteles esperarán ahora un tiempo para invertir», considera el emprendedor, que ve en las construcciones residenciales la principal demanda actual.

La pandemia podría haber frenado entre un 20% y un 30% de la instalación de energía solar fotovoltaica en el mundo, según la empresa de análisis GlobalData, que también apunta que se tratará de un retraso en la imparable expansión del sector. Señala como impulsores del sector la electrificación del transporte, las políticas orientadas al cambio climático y el impulso de industrias más sostenibles.

Según la consultora, España tenía un total de 9,8 GW (gigavatios) de energía solar fotovoltaica instalada al finalizar 2019, y se espera que este año se instalen otros 1,6 GW. Alemania y los Países Bajos van a estar, también, entre las naciones con mayor instalación anual este año.

Más datos positivos: la Unión Española Fotovoltaica (UNEF) señaló el año 2019 como el mejor de la historia para la energía fotovoltaica en España, que se situó como mercado líder europeo y el sexto a nivel mundial.

UNA HERRAMIENTA DIGITAL PARA DIFERENCIARSE

Crusol ha desarrollado una herramienta digital que permite «analizar y comparar entre 15 y 20 millones de datos para determinar qué instalación resulta óptima para cada cliente y controlar con una alta precisión el balance económico real», expone el empresario. Se trata de un sistema único en el mercado, creado por los dos ingenieros murcianos. «No encontrábamos un programa que nos diera la información precisa tras calcular todos los datos de facturación y de parámetros, así que la hicimos dedicándole muchas horas de investigación y de programación», explica Cruzado.

La ‘calculadora solar’ de Crusol informa de «cuánto vas a ahorrar en función de tu patrón de consumo», asegura el experto. Y lo hace en unos pocos minutos. Por eso el empresario señala «la velocidad de respuesta y la exactitud de los datos» como los valores que les diferencian del resto de empresas del sector.

Con su ‘big data’ energético pueden garantizar a una industria un ahorro del 30% en su recibo eléctrico sin olvidar que el sol no alumbra a todos por igual, por lo que la Región podría beneficiarse de esa ventaja sobre el resto de territorios. «Una empresa murciana con un gran gasto eléctrico puede ser más competitiva que otra situada en Valladolid por el hecho de que tenemos más sol», expone Cruzado. «Un supermercado que gastaba 120.000 euros al año logró un ahorro del 25%», garantiza el empresario. Crusol es además ‘partner’ de las marcas LG y Huawei «para estar a la vanguardia en instalaciones», señala el experto.

MÁS PANTALLAS, MÁS KILOVATIOS

La revolución solar parece imparable con el despegue de la digitalización, acelerado aún más por los efectos de la pandemia. Más teletrabajo, más controles en remoto, más pantallas, que consumen cada día más kilovatios. Según los datos de Red Eléctrica de España (REE), la demanda de energía eléctrica en abril registró una caída con el estado de alarma por la Covid -en abril un 17,8% menos que el mismo mes de 2019-, pero las cifras se van recuperando a medida que se inicia la desescalada.

Otro fenómeno asociado a la pandemia es un aumento del 52,5% de la tasa de generación de energías renovables. La eólica aportó un 21,9%, la hidráulica un 15,6% y la solar un 12,6%. Para el ingeniero de Crusol, «este es el camino, ya que la electricidad será cada vez más cara, precisamente porque cada vez se consume más».

Ante el avance de la digitalización, confirma que «se están creando muchos campos solares y almacenajes que cubran picos de consumo frente a los días de menos producción». Para hacer viable el sistema de la energía solar fotovoltaica cree que «las baterías tienen la clave, y aún no se han perfeccionado». La empresa ya comercializa cargadores de vehículos eléctricos bidireccionales, que pueden recibir energía y vender a la red si la necesita. Tienen un acuerdo con Wall Box, la compañía de cargadores para coches eléctricos con sede en Barcelona, para comercializar puntos de recarga en la Región y ofrecer el servicio técnico. «Estamos muy atrás en puntos de recarga, y será finalmente la administración que la tenga que crear la red», asegura.

PRESENTE Y FUTURO DEL SECTOR

La crisis sanitaria no ha perdonado a un sector que empezaba a despegar con fuerza. La cancelación de proyectos o el retraso de planes de inversión son también la tónica en el mercado de la energía solar. «Ahora hay algo más de movimiento, pero entre un 20% y un 30% de lo que había antes de la epidemia debido a la incertidumbre», explica el empresario.

Confía en las condiciones a favor, aunque cree que «se debería impulsar más la transformación hacia las energías renovables, porque la mayor parte de la población, que tiene una edad más avanzada, carece de esa conciencia ambiental que sí tienen los jóvenes, pero estos no tienen dinero». En definitiva, el consumidor «actúa en función de los costes y el ahorro, pero el consumo de CO2 es invisible. No tienes un contador en casa que te dice lo que contaminas», afirma Cruzado.

UNA VISIÓN EMPRESARIAL POSTCOVID

Con una cuota de mercado localizada sobre todo en el litoral de la Región, Crusol se plantea «aventurarnos en otras zonas solo si somos más competitivos que otras empresas locales». La provincia de Alicante ya está en su punto de mira, aunque también enfocan proyectos ilusionantes mucho más allá. «En marzo nos frenó la epidemia para ir a África, porque tienen un déficit de fuentes de energía y pensamos que podemos hacer algo», cuenta el ingeniero.

Ya han solicitado al INFO asesoramiento para futuras conexiones comerciales en diversos países africanos. Los emprendedores dieron sus primera pasos como empresa tras participar en el programa Smart-i 4.0 del Centro Europeo de Empresas e Innovación de Cartagena (CEEIC). «Nos ayudó a afianzarnos en temas sobre formas jurídicas, en Industria 4.0 y otros aspectos empresariales», indica Cruzado. La empresa recibió en febrero de 2020 el premio Emprendedor del Mes que otorga el INFO a las iniciativas más innovadoras y viables que surgen en la Región.

¿SABÍAS QUE

– EL INFO OFRECE AYUDAS PARA ACTUACIONES DE EFICIENCIA ENERGÉTICA en pymes y grandes empresas del sector industrial con un presupuesto total de 21,2 millones. El plazo finaliza el 31 de diciembre de 2020. Consulta AQUÍ toda la información. INFORMACIÓN Y CONTACTO: 900 700 706

informacion@info.carm.es

Últimos posts publicados

Si quieres estar al tanto de lo que pasa en el ecosistema de startups Ceeic, de nuevas ayudas o líneas de financiación, convocatorias y próximos eventos, date de alta en nuestra newsletter